carajuli

mi cuerpo duerme torcido
como mis sueños que nacen
de pensamientos torcidos

despierto con el cosquilleo del brazo
en la mañana que llega tarde
y el cosquilleo de la conciencia
que demasiado pronto atormenta

y mi animo se desdobla
como una sombra a destiempo
sobre tu rostro soñado

más atrás y más ahora
esta en los arboles que danzan
por encima de las horas

y así tu cuerpo pierde forma
¿la perdió el mío?

Ya perdieron el amor
que en ellos vibraba

escapó como el pájaro
que anidaba en tu almohada

lo asusto la tormenta
del fin de la confianza

escapo antes que arruine
la liviandad de sus alas

fue tras viejos sueños
de ilusión renovada

porque es tan ajeno
a nuestros recuerdos
como todo lo intocable
hermoso, perfecto, indescifrable
y jamas nuestro

Debate

Sé el primero en postear un comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*