camaraoscura

los ojos son nuestros dioses más antiguos
la luz es ofrenda ante ellos
que alimenta a todos por igual
con su infinita entrega
pero cada dios aislado
vislumbra una versión sesgada
del inabarcable espectáculo
y monta sobre ella su reino
en cada retina esta el punto
en el que la luz trasciende
la frontera de sucesos
y en la intimidad de los recuerdos
bajo el peso de la lógica
construye su noción de verdad
reflejo de la única realidad a la que hay acceso
porción arbitraria de universo
atravesando sin descanso aquel punto
tan diminuto como un instante

Debate

Sé el primero en postear un comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*