pajaritovangoh

Los ojos de los cuervos siguen atentamente
el largo ayuno de los pájaros
del festín de la tormenta que no llega

singulares dinosaurios tan livianos
depurados por la gubia inexorable
de ciento sesenta millones de años

nuestros docientos mil años no han logrado
depurar nuestra arrogancia alimentando
sus hambrientos ideales sanguinarios

hoy migran tristemente aquellos pájaros
guiados en manada por los lazos
del magnetismo de la tierra respirando

testigos con su juicio transparente
de nuestro nuevo reinado avasallante
construido sobre capaz de metáforas
cubriendo nuestro juicio y nuestras artes

haciendo de mi vuelo un laberinto
tan antiguo como sus ojos vibrantes
tan vibrantes como el pulso del instinto
tan absurdos como un sueño delirante

la constante dispersión de nuestras almas
con su asombro y misterio siempre intactos
reencarna en un viaje percibido
en la sutil eternidad de lo espontáneo

y en los sueños que nos traen nuestros ancestros
en los sueños que volamos como pájaros
conectamos con el mundo que despliega
la vida mas allá de nuestras manos

Debate

Sé el primero en postear un comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*