relojes
tu tía en su dañina inocencia
te regalará un reloj de pulsera
encadenándote a la agonía de las horas
y un calendario con rostros de animales
donde los días por venir se desmoronan
sin quererlo lograrán desanimarte
manipulando tus íntimos deseos
hasta que seas funcional a su sistema
te valuaran en años y progresos
entonces sentirás estar enfermo
en deuda con tus padres, con el mundo
y aprovechando la blandura en tu tristeza
plantaran sobre ti sus ideales
y el impulso que hay en ti a la resistencia
se enfrentara a la amenaza de la fuerza
moldearan así tus juegos infantiles
bajo el peso de la ley y la cordura
y cuando quieras cuestionar al horizonte
te dirán que más allá hay un abismo
a fuerza de mentiras y traiciones
como peste crecerá tu desconfianza
el miedo podrá así extender sus garras
acorralándote a un laberinto de costumbres
hasta que olvides tras los muros aquel niño
que curioso dibujaba los caminos
veras cada mañana huir los sueños
y la dicha que recuerdas con nostalgia
parecerá también huir a tus espaldas
tras la dulce incertidumbre abandonada

Debate

Sé el primero en postear un comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*